¿Qué pasa con mi seguro si dejo de trabajar?

Para responder a la pregunta ¿qué pasa con mi seguro si dejo de trabajar?, que muchas personas se hacen con frecuencia por miedo a perder sus derechos en el IMSS, veremos 3 distintos aspectos que conlleva cotizar como empleado de la iniciativa privada: el derecho a recibir atención médica, el derecho a obtener una pensión y los fondos que administran las AFORE.

  1. ¿Qué pasa con mi seguro si dejo de trabajar? ¿Tengo derecho a recibir atención médica en mi clínica?

Quienes dejen de trabajar conservan el derecho a recibir asistencia médica, maternidad, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria, durante las ocho semanas siguientes a su baja, siempre y cuando antes de quedar sin trabajo se hayan cotizado ocho semanas ininterrumpidas. Lo mismo aplica a los beneficiarios que se hayan tenido registrados, como hijos o padres.

Sin embargo, es importante saber que existe la opción de contratar atención médica en el IMSS a través de lo que se conoce como Modalidad 33, la cual tiene un costo por persona y se calcula en función de la edad de la persona que quiera tener este servicio.

  1. ¿Qué pasa con mi seguro si dejo de trabajar? ¿Aun podré obtener una pensión al cumplir 60 años o más?

En cuanto a la obtención de una pensión hay que saber en primer lugar por cuál Ley del IMSS la solicitaremos: si cotizamos por primera vez antes del 1° de Julio de 1997, por la Ley del 73 y si comenzamos s cotizar después de esa fecha por la Ley del 97.

Si pertenezco a la Ley 73, ¿qué pasa con mi seguro si dejo de trabajar? Se deben haber cotizado por lo menos 500 semanas (10 años) para poder acceder a una pensión al cumplir 60 años de edad o más; además tienen que asegurarse de que aun cuando los dieron de baja al dejar de trabajar estén dentro del periodo de conservación de derechos, que es un periodo de gracia que otorga el IMSS y que equivale a una cuarta parte del tiempo cotizado: por ejemplo, si una persona deja de trabajar a los 57 años de edad y tiene 20 años cotizados, tendrá conservación de derechos durante 5 años, por lo que puede solicitar una pensión a los 60, 61 o 62 años sin problemas; sin embargo si esta persona espera y tramita su pensión después de los 62 años, aun cuando tiene más de 500 semanas cotizadas, la pensión le será negada por no estar en conservación de derechos.

En cambio, ¿qué pasa con mi seguro si dejo de trabajar y pertenezco a la Ley del 97? Para obtener una pensión solo se debe reunir un mínimo de 1,250 semanas cotizadas (24 años) y tener por lo menos 60 años de edad, no existe la conservación de derechos, por lo que no importa cuánto tiempo haya pasado desde que dejó de trabajar hasta que solicitó su pensión.

  1. ¿Qué pasa con mi seguro si dejo de trabajar? ¿Los fondos acumulados en mi cuenta de AFORE se pierden?

Cuando una persona cotiza al IMSS, tanto ella misma, como su patrón y el Gobierno realizan el pago de cuotas al IMSS que son administradas por una AFORE. Cuando se deja de trabajar, los fondos acumulados, continúan bajo el resguardo de la AFORE y ésta debe asegurarse de que ese dinero siga invirtiéndose de tal forma que genere rendimientos. Por lo tanto, no se pierde este fondo, cuando la persona vuelve a trabajar, sus cuotas se siguen acumulando con lo que ya tenía.

Conociendo la anterior podemos estar seguros de que aunque dejemos de trabajar no perdemos nuestro derecho a recibir una pensión (siempre y cuando cumplamos los requisitos establecidos para ello), no se pierden nuestros fondos acumulados en AFORE, y en cuanto al servicio médico existen alternativas con las que podemos conservar el derecho a ser atendidos en las clínicas del IMSS. Siempre debemos estar informados y asesorados en estos temas para sentirnos tranquilos y no perder los derechos que hemos generado con años de trabajo.

Publicaciones Recientes

Deja un Comentario