Tipos de jubilación que se pueden solicitar

En este artículo, para explicar los diferentes tipos de jubilación, entenderemos por este término las distintas clases de pensión que se pueden solicitar al IMSS una vez que cumplimos con los requisitos específicos de cada uno de los tipos de jubilación.

El IMSS contempla los siguientes tipos de jubilación:

  • Cesantía en Edad Avanzada.- Pueden solicitarla los trabajadores tengan entre 60 y 64 años cumplidos, hayan cotizado un mínimo de 500 semanas para el caso de la Ley de 1973 y 1,250 semanas en la Ley de 1997.
  • Vejez.- Es otorgada una pensión por vejez a quienes tengan 65 años cumplidos o más y además cumplan con el mínimo de semanas requerido.
  • Invalidez.-  Este tipo de pensión es otorgada a aquellas personas que están cotizando y quedan imposibilitados para obtener en un empleo un salario superior al 50% del que recibieron en el último año cotizado, siempre que la imposibilidad derive de una enfermedad o accidente no laboral.
  • Incapacidad.- Se otorga cuando una persona sufre un accidente o enfermedad en ejercicio o con motivo de su trabajo que implique la disminución de sus facultades para trabajar (incapacidad parcial) o la pérdida de sus facultades que lo imposibilite para desempeñar cualquier trabajo por el resto de su vida (incapacidad total).
  • Viudez.-  Se otorga a la viuda esposa o concubina del asegurado o pensionado que haya fallecido, una vez que compruebe el vínculo matrimonial o relación de concubinato.
  • Orfandad.-  Es otorgada a los hijos del asegurado o pensionado que haya fallecido, hasta los 16 años de edad.

Si bien en el caso de viudez y orfandad, se trata de tipos de jubilación para beneficiarios de los asegurados o pensionados, también es importante conocerlos y que en la familia de cada trabajador exista una adecuada comunicación para que todos estén enterados de qué hacer en caso de fallecimiento: en dónde están los documentos de quien falleció y que son necesarios para solicitar alguno de estos tipos de jubilación, en su caso, en cuál cuenta bancaria se le depositaba la pensión a la persona fallecida, si tenía algún seguro de vida contratado, en fin, tener prevista cualquier situación que se pueda presentar para no dejar desprotegida a la familia y que no tengan contratiempo al solicitar una pensión por viudez u orfandad.

Es importante que conozcamos los tipos de jubilación que existen y por los cuales podemos solicitar una pensión en el IMSS para no quedarnos con la idea de que solamente al cumplir cierta edad y semanas cotizadas podemos acceder a una pensión, sino tener en cuenta que estamos en cierta forma protegidos en caso de un accidente o enfermedad que no nos permita continuar trabajando, o que podemos ser beneficiarios de una pensión en caso de fallecimiento de esposo o padres.

Publicaciones Recientes

Deja un Comentario