Crisis de pensiones en México para el año 2021

Para el año 2021 se pronostica que empezará una crisis de pensiones en México. Esto se debe a que será el tiempo en que la primera generación de trabajadores que pertenecen a la Ley 97 del IMSS, inscritos en el Afore quienes comenzarán a cumplir los 65 años de edad.

¿Por qué se considera que se presentará una Crisis de Pensiones en México?

De acuerdo con datos de Principal Financial, será en 2021 cuando empiece el trámite de retiro para la generación Afore,  los trabajadores que empezaron a trabajar después de julio de 1997 no tendrán una pensión ‘tradicional’, deberán ajustarse sólo a lo que hayan ahorrado en su cuenta individual en la Afore.

En nuestro país sólo el 33% de la población económicamente activa cotiza a la seguridad social obligatoria, es decir, siete de cada 10 mexicanos no cuenta con mecanismo básico de ahorro para el retiro y para los otros tres, el ahorro automático en la Afore podría no ser suficiente para llegado el momento de su retiro de la vida activa laboral.

Otro dato importante es que la contribución a la Afore es de 6.5% del salario mensual del trabajador, la contribución que realiza el trabajador mexicano a su cuenta individual de ahorro para el retiro es tan solo del 1.125% de su salario base mensual  topado contra más de un 8% que contribuye en promedio cada trabajador de los países miembros de OCDE, incluso, en Colombia, la contribución es de 16%.

“Hablamos de una pérdida de calidad de vida en la etapa de retiro. Al momento del retiro pueden quedar todavía muchos años por vivir y hay un gran riesgo de que el ahorro no sea suficiente para preservar un nivel de vida decoroso”. Por lo que, a esta nueva generación de personas se enfrentará a la Crisis de Pensiones en México.

Una de las razones por las que la cobertura del sistema de pensio­nes no ha evolucionado como se esperaba es la alta tasa de infor­malidad en el mercado de trabajo. Además, las tasas de reemplazo de las pensiones por vejez (la pensión obtenida respecto de los últimos salarios) serán bajas en el sistema de contribución definida, debido al bajo porcentaje de aportaciones y a la proporción de la población que cotiza: sólo 26% de la población económicamente activa.

La situación económica de los mexicanos tampoco ayuda para tener un sistema de ahorro para el retiro robusto. Uno de cada cinco mexicanos con empleo gana un salario mínimo. (1,943 pesos mensuales), además de que en los últimos 20 años han perdido 72% de su poder adquisitivo, lo que limita el ahorro voluntario que haría crecer la bolsa de recursos de la cual saldrá la pensión. Situación que impactará en una Crisis de Pensiones en México.

Los trabajadores con mejores ingresos tampoco tienen incentivos para ahorrar. Sólo es posible deducir de impuestos el 10% de los ingresos ahorrados en un año, siempre que ese monto no supere el equivalente a cinco salarios mínimos anuales (109,171 pesos).

Además de la baja capacidad de ahorro, la mayoría de los mexicanos dan alta preferencia al consumo presente y priorizan los beneficios de corto plazo, además de que los trabajadores desconocen los productos y características de los planes de ahorro voluntario, indica el estudio Cómo fortalecer los sistemas de pensiones latinoamericanos, presentado a finales de mayo de 2016.

En el caso de nuestro país con referencia a la ya víspera de la Crisis de Pensiones en México, se propone uno de los mecanismos, que sería necesario ahorrar al menos 15% del salario. Pero si el gobierno quiere que el trabajador contribuya más a su propia pensión, hacen falta incentivos como una mayor deducibilidad de las aportaciones y más mecanismos para imprevistos. “Al trabajador le gusta tener su fondo de ahorro, pero también tenerlo disponible”.

Otro dato importante y de gran impacto sobre la Crisis de Pensiones en México es que un mexicano en promedio sólo tiene ahorrado para vivir dos años después de pasar a retiro, en un momento en que la longevidad va en aumento, según reveló Armando Senra, director para América Latina de Blackrock, el mayor fondo de inversión del mundo. “Si no hacemos algo para atender el problema de las pensiones vamos a tener una crisis social en unos años”, afirmó Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Se plantea la necesidad de que haya una mayor flexibilidad en el régimen de inversión de las Afore, de tal manera que no sólo se limiten a activos locales, sino que cada vez realicen más inversiones en el extranjero, con el objetivo de conseguir el mayor rendimiento posible para los pensionados que son los que van a vivir de esas pensiones y así hacer frente a esta nueva Crisis de Pensiones en México que se avecina de una forma pronta y gradual.

Publicaciones Recientes

Deja un Comentario