COVORO

COVORO, es un esquema contemplado en la Ley del IMSS, que permite seguir cotizando ante el Instituto a aquellas personas que por cualquier motivo han sido dados de baja; por ejemplo debido a un cambio de trabaja y que en el nuevo coticen al ISSSTE, que se independicen e inicien su propio negocio, o bien, trabajen por honorarios.

Este esquema, al que también conocemos como Modalidad 40, le da la oportunidad a la gente de deja de cotizar como asalariado en el Régimen Obligatorio de seguir sumando semanas con el fin de no perder sus derechos para efectos de obtener una pensión al cumplir al menos 60 años de edad, lo cual afectará positivamente el monto de pensión al tener un buen número de semanas cotizadas. Ingresar a la COVORO, ofrece además de acumular un mayor número de semanas, una gran ventaja frente a quien cotiza como empleado, ya que la cuota que se debe pagar mensualmente al IMSS es el equivalente a un 10.75% del salario mensual con el que se desea cotizar, lo que quiere decir que se puede acceder a un salario alto de cotización a un costo más bajo del que genera cotizar con un salario alto como empleado; y esto a su vez permitirá mejorar el salario promedio que se reflejará también en un mejor monto de pensión.

Es importante que quienes se inscriben al esquema sepan de la única desventaja que tendrán al cotizar de esta forma, y es que no se tiene derecho al servicio médico del Instituto. Sin embargo, existen opciones para que quien desee contar con atención médica en el IMSS lo hagan; una de dichas opciones es contratar la Modalidad 33, donde se paga una cuota anual en tarifas que van de acuerdo a la edad del asegurado y los familiares (hijos y/o cónyuge) que quieran contar con este servicio; otra opción para servicios de salud es inscribirse en el Seguro Popular; y una tercera alternativa son los seguros de gastos médicos que ofrecen distintas aseguradoras.

También debemos saber que existe una condición o requisito para poderse inscribir a la Modalidad 40 o COVORO, que consiste en que no hayan pasado más de cinco años desde la última baja ante el IMSS, así como tener un mínimo de 52 semanas cotizadas en el último empleo.

Para saber si realmente nos conviene el ingreso a la Continuación Voluntaria al Régimen Obligatorio (COVORO), así como en qué momento hacerlo y con qué salario de cotización es beneficioso inscribirse, lo ideal es que un experto en el tema nos asesore para garantizar que estamos haciendo lo correcto y vamos por un buen camino hacia el mejor retiro posible, con un monto de pensión digno, que nos permita disfrutar plenamente de nuestra vejez.

Publicaciones Recientes

Deja un Comentario