Continuación Voluntaria (Modalidad 40)

La continuación voluntaria es un esquema que contempla el IMSS para que todas aquellas personas que dejen de cotizar como trabajadores tengan la posibilidad de pagar por su propia cuenta su cuota de seguridad social.

También conocida como “Modalidad 40”, la continuación voluntaria, es utilizada por las personas que por un motivo u otro dejan de laborar siendo empleados; por ejemplo por quienes después de haber trabajado para un patrón se independizan y abren su propio negocio, por trabajadores que aunque laboran para un patrón están contratados por el sistema de asimilables a salarios en el que no se les dan las prestaciones de seguridad social, por profesionistas que trabajan por honorarios, etc.

Para acceder a la continuación voluntaria, la persona interesada en ello debe presentarse en la subdelegación del IMSS para solicitar su inscripción con un escrito libre pidiendo su alta, así como con un documento en el que aparezca su número de seguridad social, identificación oficial y comprobante de domicilio, o bien realizar el trámite por internet en el portal del IMSS.

Inscribirse a la continuación voluntaria en el IMSS ofrece grandes beneficios, entre ellos:

  • Seguir sumando semanas cotizadas, lo cual permitirá acceder a una mejor pensión.
  • Permite conservar los derechos pensionarios al cumplir con la edad y cotizaciones que requiere el IMSS.
  • La cuota que se debe pagar al IMSS bajo este esquema corresponde a un 10.075% del salario con el que se desea cotizar. Por ejemplo, si se desea cotizar con un salario de $30,000 mensuales, la cuota mensual que se pagaría directamente al IMSS sería de $3,022.50. Es decir, mediante la continuación voluntaria se puede cotizar con un sueldo alto a un costo bajo, y entre mayor sea el sueldo con el que se cotiza, mayor será el monto de pensión a recibir.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en la continuación voluntaria no se tiene derecho a recibir atención médica. Pero se puede contratar este servicio por separado en el IMSS pagando una cuota anual que el Instituto determina para que las personas no queden desamparadas en este aspecto.

Quien desee inscribirse a Modalidad 40 debe considerar los requisitos que debe cubrir para poder darse de alta, los cuales son:

  1. Que no hayan pasado más de 5 años después de su última baja como trabajador ante el IMSS.
  2. Tener mínimo 52 semanas cotizadas en una empresa en los 5 años anteriores a su inscripción.
  3. Se puede inscribir con el último salario con el que cotizó o con uno mayor.
  4. No estar cotizando como trabajador.

Definitivamente, la continuación voluntaria, es un medio de gran ayuda a quienes dejan de cotizar como empleados, que les permite obtener una excelente pensión, al no perder derechos, continuar sumando semanas cotizadas y cotizar con un salario alto a un costo bajo.

Es importante consultar a un profesional que indique si es factible inscribirse a la continuación voluntaria, si realmente habrá un beneficio, por cuánto tiempo te conviene cotizar bajo este esquema, con qué salario, en fin, que te asesore con una estrategia a tu medida para que estés seguro de que estás haciendo lo correcto para obtener el máximo beneficio al momento de pensionarte.

Publicaciones Recientes

Deja un Comentario