Conoce las diferencias entre pensión y AFORE

En este artículo veremos  las diferencias entre pensión y AFORE es muy importante para tomar decisiones y acciones en torno a ello que nos permitirán tener un retiro digno y tranquilo.

Para comprender las diferencias entre pensión y AFORE en primer lugar es necesario tener claro lo que es una AFORE y cómo funciona. Las AFORE (Administradoras de Fondos para el Retiro) fueron creadas en 1997 a raíz de que entró en vigor la nueva Ley del IMSS el mismo año. Estas instituciones se encargan de recaudar el dinero proveniente de las aportaciones a seguridad social que hacen los trabajadores, su patrón y el Gobierno; además de administrarlo o invertirlo en la Bolsa de Valores para que ese dinero crezca y no pierda su valor por el paso del tiempo.

Para poder entender las diferencias entre pensión y AFORE también debemos recordar lo que es una pensión. Una pensión es una prestación económica que se entrega mensualmente a quienes cotizaron al IMSS y cumplieron los requisitos establecidos en la Ley del mismo Instituto.

Una vez teniendo claros los conceptos AFORE y pensión, debemos ahora recordar que existen dos regímenes por los cuales una persona puede acceder a una pensión: le Ley de 1973 y la Ley de 1997. A quienes se pensionan por el régimen de la Ley 73 (personas que empezaron a cotizar antes del 1° de Julio de 1997), se les paga una pensión que está financiada y avalada por el Gobierno Federal, es decir, no importa la cantidad de dinero que se haya acumulado en su AFORE, el monto de su pensión está calculado en función de su edad, las semanas cotizadas y el salario promedio de sus últimos cinco años cotizados. Mientras que a quienes se pensionen bajo el régimen de la Ley 97 (y aquí es donde radica una de las principales diferencias entre pensión y AFORE), tendrán acceso únicamente al monto que se haya guardado y generado en su cuenta de AFORE, ya sea que les sea entregado en una sola exhibición o que en base a la expectativa de vida se calcule una pensión que año con año disminuirá por el hecho de que el fondo también irá disminuyendo, o en el mejor de los casos se hagan acreedores a una pensión vitalicia que según expertos será máximo de un 30% del último salario con el que se cotizó.

Como hemos visto hay grandes diferencias entre pensión y AFORE, puesto que una se refiere a una cantidad mensual que se le entrega a los trabajadores una vez que se retiran y las AFORE son instituciones que sin importar el régimen e Ley al que una persona pertenezca (73 o 97), se encargan de administrar los fondos que durante nuestra vida laboral son aportados por nosotros mismo, el patrón y el Gobierno y que deberían ser lo suficientes para vivir un retiro digno. El punto clave es que si una persona se pensiona por el esquema de AFORE (o Ley 97) únicamente recibirá el fondo que a ese momento tenga acumulado, mientras que quien se pensione por la Ley 73 recibirá una cantidad (pensión) mensual vitalicia avalada por el Gobierno Federal.

Con base en lo anterior podemos ver claramente que las diferencias entre pensión y AFORE son cruciales a la hora del retiro, por lo que si una persona puede pensionarse por la Ley 73 es mucho más conveniente hacerlo así aunque pueda optar por pensionarse por la Ley 97 obteniendo únicamente la cantidad que tiene en su fondo.

Publicaciones Recientes

Deja un Comentario